no tenemos planeta B

Parece pero no es

Urgentes precisiones sobre el “Resumen de la situación económica - financiera” presentado por la actual administración de Universitario de Deportes.

Publicado: 2017-11-17


A inicios de esta semana, la administración concursal de Universitario de Deportes, a cargo de Carlos Alberto Moreno Grandez, ha publicado en la web oficial del club un documento titulado “Resumen de la situación económica financiera de Universitario y perspectiva hacia el 2020”. Es importante y saludamos este primer intento por informar a la opinión pública sobre la delicada situación que atraviesa la U, aunque para la próxima vez sugerimos elegir un día en que la coyuntura (por ejemplo, no dos días antes de la clasificación de Perú al mundial) permita prestarle la debida atención al informe. Podemos ver el documento original aquí:

http://universitario.pe/noticias/noticias/resumen-de-la-situacion-economico-financiera-de-universitario-y-perspectiva-hacia-el-2020

Sin embargo, estamos en posición de afirmar que este “intento” por explicar la crisis carece de rigurosidad, por no decir más bien que maquilla la realidad. Hay muchos argumentos para sostener eso:

1. No admiten ni descartan haber generado deuda.

Dice el texto original:

“Hacia el año 2012 muchos clubes del fútbol peruano, entre ellos el Club Universitario de Deportes, venían atravesando una situación financiera complicada, ocasionada por la mala gestión de los dirigentes que estuvieron a cargo de estas instituciones y los vicios gerenciales de la industria del fútbol (…)”

Cualquier hincha sabe, y muy bien, que la deuda de la U creció a niveles de escándalo a partir del proceso concursal. Plantean el siguiente gráfico, en el cual no incluyen a la actual gestión:

Pero cuánto ayuda un gráfico más amplio a entender la situación general, agravada por la tasa de interés de 7 por ciento aplicada en el Plan de Reestructuración:


No defendemos a las dirigencias anteriores, pero hay que reconocer que, efectivamente, el remedio resultó peor que la enfermedad. Y el informe presentado, aunque es válido en cuanto al crecimiento brutal de la deuda corriente, no sustenta, ni siquiera afirma, que la gestión de Moreno no haya continuado incrementando dicha deuda.

2. Omiten que Plan de Reestructuración se aprobó en situación de emergencia.

Dice el comunicado:

“Estos cinco años representan el tiempo que fue perdido irresponsablemente por SUNAT y sus administradoras al no preocuparse en elaborar un conveniente y oportuno Plan de Reestructuración que limpie la deudas concursales del club al primer año de haber sido intervenido. Ninguno lo hizo, la única administración que presentó plan y se aprobó fue la actual, para lo cual SUNAT tuvo que dejar de ser mayoría en la Junta de Acreedores”.

El plan de reestructuración se aprobó, valgan verdades, para evitar que el club sea liquidado de buenas a primeras. No es el resultado de una gestión responsable, sino más bien una medida de emergencia. Es más, más de un acreedor se manifestó en contra de la tasa de 7 por ciento de interés propuesta por Carlos Moreno y defendida por Gremco Corp, acreedores laborales y Mariano Castillo Salvatierra.

3. Evaden responsabilidades en firma de contratos.

El comunicado afirma que “la nueva administración encontró que en el Club no existía una contabilidad transparente ni confiable a diciembre de 2016, lo cual indujo al error al nuevo gerente general César Vento Glave, quien incrementó los gastos del primer equipo profesional, sin considerar los que ya se heredaban de la gestión anterior, y sumó mayores costos laborales a los ya existentes” .

Entonces, ¿quién era el responsable de llevar dicho control durante la gestión anterior? El controller Alberto Elejalde. ¿Qué medidas se tomaron al ver que “no existía una contabilidad transparente ni confiable”? ¡Contratarlo nuevamente! Alberto Elejalde sigue trabajando con la actual gestión, ¡y con aumento de sueldo! (por decisión de Gremco en junta del 30 de diciembre del 2016). ¿Por qué sigue trabajando en la U alguien que ocultó o no supo dar información de su competencia a la actual gestión? Se adjudica a Vento de errores presupuestales, cuando los contratos llevan la firma del controller y del administrador. ¿Qué función cumplían ellos, entonces, si no era la de controlar y administrar la gestión?

4. El Caso CAIRE (Carlos Freire)

Dice el comunicado: “Los errores presupuestales incurridos en el primer trimestre de gestión precipitaron la salida del señor Vento de la Gerencia General, y es a partir ese momento en que se plantea una nueva estrategia a fin de poner en equilibrio financiero al club. En ese contexto, la Gerencia General, ya bajo responsabilidad del administrador Carlos Moreno, releva a la Gerencia de Administración y Finanzas y contrata una empresa especialista en reestructuración y procesos (CAIRE), con el objetivo de reorganizar el club en un plazo de cuatro meses, elaborar un presupuesto confiable para el 2018 y de esa forma conseguir mitigar el impacto económico negativo del 2017”.

El contrato con CAIRE asciende a 260 mil dólares aproximadamente. ¿Acaso no existen en el medio empresas de prestigio, hasta universidades, que ofrecen este tipo de asesoría, por mucho menor costo? ¿Cuál es el historial de trabajo que impactó a Moreno para que decidiera su contratación? Confesamos que hemos buscado reiteradamente información al respecto pero apenas encontramos un par de avisos clasificados y un video en YouTube cuya valoración estética nos abstendremos de calificar (pero que pueden ver aquí).

 Sería ideal que el administrador de Universitario informe cuáles fueron sus criterios de búsqueda ya que, según afirmó ante el Comité de Acreedores, encontró a esta empresa por internet.

Lo que sí pudimos encontrar fue que, ante Sunat, CAIRE consigna dos representantes legales: El ciudadano español y gerente general Carlos Freire Chicharro, y el apoderado de la empresa, Daniel Hugo Tasaico Bautista.  

Tras una breve búsqueda en Google encontramos que el apoderado de CAIRE, salvo se trate de un homónimo, fue tesorero de la Municipalidad de Lince y mediante Resolución de Alcaldía N° 176-2008 fue destituido del cargo al encontrarle responsabilidad en pagos irregulares y desvíos de fondos. La información es pública y se puede acceder mediante este enlace.

Finalmente, hubiese sido bueno que el informe publicado por la administración aclare los detalles del contrato, ya que según versiones en redes sociales, el pago de los honorarios a Freire estaría garantizado con el cobro de los derechos de TV, entre otros privilegios o consideraciones que no se aplican regularmente con la mayoría de proveedores.

Ah, también encontramos esta foto donde aparece el dueño de CAIRE junto a personal de confianza y a uno de los dueños de Gremco Corp.


5. Consignan ahorro millonario, pero no lo detallan.

Dice el comunicado:

“El primer resultado objetivo obtenido por la empresa contratada fue la reducción de 11 millones de soles en gastos operativos del presupuesto 2017. Si no se hubiera iniciado la reestructuración del club en abril 2017, instalado procesos de gestión operativa transparentes (tales como compras centralizadas, presupuestos equilibrados por área, sistemas de control de tesorería, sistema de planillas, racionalización del gasto administrativo, reducción de sueldos gerenciales y libros de contabilidad al día), hoy el club seguiría en la misma frecuencia deficitaria de las anteriores administradoras, a la deriva y el 2018 sería un año imposible de gestionar.

Lo mencionado como superávit o déficit no tiene fundamento técnico, el resultado de un flujo de caja se determina bajo el movimiento de dinero en un periodo dado, no podemos hablar de resultados bajo un estimado de anticipos de dinero. El comunicado aduce un ahorro de 11 millones de soles, pero no lo detalla ni sustenta de manera técnica, por tanto no podemos interpretar dicha afirmación como nada más que “humo”.

6. ¿Lo importante es competir?

Y prosigue el comunicado: “De la misma forma, no se hubiese obtenido la Licencia para el Torneo Descentralizado 2018 que en días pasados le ha otorgado la Comisión de Licencias de la Federación Peruana de Fútbol”.

¿Realmente es un mérito para una administración de una institución como Universitario lograr “licencia para el torneo descentralizado 2018”? ¿A eso hemos tenido que llegar? Esta administración debería recordar que el incumplimiento de pagos con la FPF nos ha inhabilitado de poder contratar jugadores hasta junio de 2018. La misma desidia que nos costó perder un clásico en mesa, el año pasado ¿Alguna palabra al respecto en el informe?

7. ¿A quién le creemos?

Parte I

En el informe se menciona que hay “12 meses hipotecados en cuanto a facturas adelantadas por derechos de TV”. No obstante, en la junta de acreedores del 30 de diciembre de 2016, el controller informó que eran 8 las facturas. Estuvimos presentes en dicha junta, y tal fue la información que brindamos en las redes sociales del Colectivo Lolo.

Recientemente, el mismo Carlos Moreno, en una entrevista a radio Ovación, mencionó que fueron 9 facturas.


Y ahora, según la web oficial del club, resulta que son 12. Entonces, ¿a quién le creemos? ¿Seguirá creciendo el monto de facturas adelantadas que heredaron de la gestión anterior? Y lo más importante: ¿Cuántas facturas adelantadas ha pedido EN TOTAL esta gestión, y a partir de ello, cuánto es lo que se deberá pagar al Grupo Coril por concepto de intereses?

Parte II

El comunicado se refiere solo a la deuda corriente generada por Sunat, y aún así, es confuso. Mientras el gráfico indica la cifra de 25 millones al 2016, el texto plantea un monto de 28 millones. No parece ser un error de cálculo la diferencia .

Y eso sin contar las entrevistas donde Moreno ha declarado que son 26 millones.  


Entonces, ¿a quién le creemos? ¿sabe o no sabe esta administración las cifras reales de la deuda? ¿dónde está la información real, detallada y completa de la gestión de Carlos Moreno al frente de la U?

8. Nuestra conclusión.

Una gestión exitosa es aquella que da resultados económicos positivos y  maneja un flujo de caja con superávit. Ninguno de estos elementos se ve en el informe de la administración de Moreno, por lo cual percibimos un intento desesperado de diferenciarse de las administraciones anteriores que fueron claramente deficitarias. El gran problema es que tanto las administraciones pasadas como la actual vienen incrementando las obligaciones por pagar de la U y con ello, deteriorando el patrimonio de nuestra institución. 

Y algo más. Fiscalizar y exigir transparencia en la información no es atacar al club ni dañar su imagen, como sugiere Carlos Moreno. Por el contrario, lo que procuramos es tener las cuentas claras ya que Universitario se encuentra en proceso de reestructuración y el corto plazo del plan aprobado no permite este tipo de “errores” en la gestión.


Escrito por


Publicado en

Colectivo Lolo

Asociación de hinchas de Universitario de Deportes. Creemos en la viabilidad de un club sostenido por su gente.